Obsolescencia Programada


Preámbulo de otro gran viaje


“La libertad y la simple belleza son demasiado buenas para dejarlas pasar.”

►Into the Wild (2007) – Sean Penn

 

_DSC0031
imagen tomada en Nantes, en el museo de la esclavitud. Verano 2015

 

Delante de la máquina de escribir y sin mediar plan, o sacar algún texto de la manga que ya tenias pensado, solo comenzarás a teclear, teclear; teclear sin parar, porque así es la vida, no te da tregua, sin pausas o historias que desenlacen en un final esperado.

Escribe cabrón, es lo que quieres hacer ahora, vive joder, vive carajo; siguiendo la intuición con tus entrañas envenenadas de pócimas y la curiosidad exacerbada de algún niño; nunca falla.

Tiempo sin pasar frente a esta casa online de verborreas viajeristicas, o simplemente destellantes ideas que vociferan en el cementerio de mi mente. Ideas desechadas por mil filtros, filtros que no ven en ellas sus puntos en las íes. Arañando mis pies como cadáveres, intentando volver de la muerte, muerte indigna que les dí.

Estoy en Valencia desde Marzo del 2015 y últimamente me han venido a la mente una serie de escritos que hizo una Blogger viajera que conocí una vez, titulados “Buenos Aires me come”. Estos me dejaron bastante marcado y siempre pensé en seguir esa linea respecto a algún lugar donde yo me sintiese así.

2017-03-16 16.30.59
Valencia con la llegada de la primavera :3 2017

Pero lo cierto es que literalmente Valencia no me esta comiendo, es mi trabajo quien lo hace. Momentos, y a veces días, siento como si quisiese comerme y/o consumirme la energía, es como un irreverente hoyo negro.

Desde que estoy aquí doy gracias a que he tenido trabajo, blah, blah, blah, que me han gustado, sí, también, pero las horas que he invertido de mi tiempo a cuenta de que es jodido conseguir trabajo, o necesito la pasta para vivir, pues no son nada normales.

He aprendido a que cuando comienzo a quejarme de lo que hago, lo cambio y punto, al diablo la lógica aplastante de tener algo seguro, y esa mierda, la vida es más sencilla si te riges por lo que quieres cuando lo quieres y donde lo quieres. Para mi lo es, no tiene que serlo para ti; encuentra lo que te funciona y lo demás es cocer y cantar.

DSC_0046
Atardecer en Valencia desde mi piso 2014

Una vez en el trabajo donde estoy por estos días, un compañero que es mi superior, me dijo: no importa las horas que eches aquí, piensa que toda la recompensa se ve en el pedazo de equipo que somos, en como la empresa nos apoya y nos da un contrato indefinido, en que si le pones ganas  puedes subir rápido de cargo.. blah, blah, blah. Genial. pero pasar 14 horas diarias en un lugar donde te pagan 8, las horas extras no se toman en cuenta, trabajando como una bestia, presionado porque tienes que gastar la ultima gota de energía para hacerlo mejor de lo que podrías llegar a ser y pensar que la empresa me apoya creo que es de pendejos. Sumado a eso creo que el cuento de que somos extranjeros en una empresa donde todos lo son (casi todos del mismo país), y nadie quiere volver de la pocilga de donde salimos, es la coartada perfecta para explotarnos y hacernos ver que es lo correcto, incluso jugando con el miedo de que todo esto es normal.

El listillo de turno saldrá diciendo: bueno es un trabajo, todos son así, tienes que adaptarte a ello, sino de que vas a vivir. Mejor no sigas diciendo nada, y no leas, y no vivas, y no me jodas. Para mi la vida es mucho más que eso.

Trabajar como un robot en una cadena de montaje no es precisamente lo que me gusta, puedo soportarlo, tolerarlo y mantenerlo pero me revienta desperdiciar todo lo que tengo contenido en mi. Mi tiempo es muy importante para mi, y no me gusta malgastar mi energía y juventud en cosas que no me dan sentido a los días.

Antes de entrar al trabajo en el que estoy ya sabia cuando me quería ir (por cierto el proceso de selección fue casi de la nasa, 2 pruebas escritas, entrevistas, desplazamiento de una ciudad a otra para hacer practicas, y el espavilao de turno gritando como el sargento de la chaqueta metálica frases de motivación a lo Mr. Wonderful de que somos la Hostia sagrada, el Cáliz de fuego, el Elixir de la vida y su puta madre. Hay mucha gente que eso le vale, y necesitan constantemente que se lo digan para motivarlos; y esta bien cuando es real y sentido pero cuando lo dicen tantas veces a mi no me sirve, me cansa, aburre y de paso se ve muy falso, pero en fin, de algo servirá; dicen). Por lo tanto no tiene caso que me quede en un lugar que me posee, y no me deja vivir fuera de él.

2017-01-29 14.21.05

A la final todos nos prostituimos en mayor o menor medida por ese sucio papelito de color que sirve para comprar cosas, pagar otras, y según dicen -merecer vivir cómodamente porque el sudor de mi frente lo justifica-.

Dejo este corto aquí para ilustrarles como nos sentimos al tener que trabajar los que admitimos que nuestro trabajo nos vuelve mierda.

Resultado de imagen de cortometraje "el empleo"

El Empleo, Cortometraje


Somos otro objeto para alguien que te ha comprado, te usa y te tirará cuando ya no le seas útil.


PD: Podría decir más, pero ¿qué puedo decir que no sepas?

PD2: Todo esto no me jode, me da la motivación suficiente para seguir adelante, a viajar, a desear algo mejor, a no conformarme, a no ser la oveja, a no ser quien era antes, a cuestionarme, y obvio, todo el que se revela contra el sistema impuesto, se expone a que se lo carguen; pero que carajo!, de igual forma todos vamos pal mismo hueco. Y que mejor que buscando lo que te da la chispa de la vida.

nos leemos..

GDZ

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s