Puntas marrones (el regreso p2)

Por razones obvias este post no tendrá fotos. Pero el google maps hizo mi trabajo; así que con su permiso al final del escrito estarán sus fotos. Después de meditarlo bien en el peaje que daba a la entrada de Bordeaux, no me pregunten ¿por qué? pero decidí ir allí en lugar de quedarme en ese excelente punto de espera. Según yo, era un mejor … Continúa leyendo Puntas marrones (el regreso p2)

Famille française (el regreso p1)

El 19 llegamos a Nantes, mi destino final con Pierre y Thomas para visitar a Fabien. Yo tenia pensado pasar unos días allí con él, y luego seguir mi camino por Bretagne, Pierre y Thomas en cambio, tenían que continuar su ruta hasta Lille ya que debían buscar piso y sus vacaciones se les acaban, pero no sin antes deleitarse con hermosos paisajes en su … Continúa leyendo Famille française (el regreso p1)

Tres veletas y dos manzanas (Parte V Final – Micro momentos)

Continuamos la ruta al norte, en dirección Bretagne, seguimos por el oeste. Pierre y yo tenemos un amigo en común de esta zona de Francia, llamado Fabien. Así que decidimos darle una sorpresa e ir a visitarlo. Sin embargo en el camino lo llamamos y nos dijo que estaba en un festival de música y hasta el lunes no podía recibirnos. Gaëlle es otra amiga … Continúa leyendo Tres veletas y dos manzanas (Parte V Final – Micro momentos)

Tres veletas y dos manzanas (Parte IV – Magia en Dune du Pilat)

Próximo destino: Dune du Pilat, las dunas más altas de Europa, cerca de Bordeaux. Del sur subíamos a Dune du Pilat por carreteras verdes, en concreto las carreteras D618 y la D929, entraba el atardecer, y la poca luz se aproximaba, llevábamos conduciendo no se cuanto tiempo pero parecia una hora y media, pasando pueblos y prados enormes al costado de la ruta. Tuvimos varios … Continúa leyendo Tres veletas y dos manzanas (Parte IV – Magia en Dune du Pilat)

Tres veletas y dos manzanas (Parte III – Expedición a España)

Antes de comenzar, tengo que decir, el por qué “tres veletas y dos manzanas”, se llama como se llama. Todo se debe a que eramos 3 chicos buscando  el norte de nuestros días, y nos dejabamos guiar un poco por el viento y lo que nos apeteciera hacer, éramos  como veletas, ese dispositivo giratorio por el viento que indica la dirección del aire. Las dos … Continúa leyendo Tres veletas y dos manzanas (Parte III – Expedición a España)