Tres veletas y dos manzanas (Parte I – La Pachamama)

Desperté temprano, arreglé la mochila y me fui al centro a una tienda Fnac (tienda de artículos electrónicos), me había dado cuenta los días anteriores cuando paseaba que tenían ordenadores portátiles con Internet, y podía usarlos como si los probara. Y así fue como improvise una vez más mi oficina, ya que estoy viajando sin mi ordenador, y mi tablet no tiene lector de tarjetas sd para pasar las fotos de la cámara.

A las 14hrs estaba parado en la ruta de nuevo, y en 3min pasa un coche y hace unas señas muy extrañas, no le di importancia y 1min más tarde veo que pasa en dirección contraria tocando el claxon y haciendo señas de que fuera allí, pero era en dirección contraria así que me quede donde estaba pensando: ¿Qué diablos?, da una vuelta en U prohibida y se detiene a mi lado, sube dice Fred de unos 50años, familia de chilenos y me lleva hasta la oficina de turismo de Lourdes, mi punto de encuentro con Pierre.

Pierre es un chico francés que conocí en Valencia en el período de sep 2014-feb 2015, junto con otros tantos que venían de intercambio Erasmus. Cuando se enteró que venia a Francia me dijo que si o si nos veríamos, así que desde que cruce la frontera estábamos en contacto a la medida de lo posible para encontrarnos en el camino ya que el también esta viajando por Francia.

Pierre tiene 22 años, y es de esas personas que con mirarlo pocos minutos sabes lo que estudia, o hace en su vida. Cuando yo lo conocí era el final del verano (quien ha estado en Valencia en esa época del año sabe que por las calles están esos increíbles pero desagradables seres de la tierra, “las cucarachas”). Lo conocí por medio de mi ex compañera de piso (Saskia), íbamos caminando por la calle a un bar y a escasos 2min de conocer a Pierre, él se agachó y como quien encuentra un billete de 50€, o como gato que caza y le deja a su amo sus mutiladas y desgraciadas presas cual trofeo, Pierre toma una cucaracha muerta con su mano y dice luego de ver mi cara y casi subirme por una pared: es solo un insecto. ¡Exacto! Pierre estudia Biología. Ese día supe que él ama hasta el mosquito que no le deja dormir por las noches; y así comenzó la amistad.

Nos encontramos a las 15:37. Pierre, Thomas (amigo de Pierre y compañero de clases en la universidad que viaja estos días con él) y yo, dimos una vuelta por Lourdes porque ellos no habían estado, y les conté lo que sabia, y recordaba del día que fui con Greg (que esta en esta publicación por si no lo han leído).

Luego de pasar a comprar en el supermercado provisiones para cenar, Pierre y Thomas me dicen justo lo que quería oír, esa es una de las razones por las cuales sabia que encontrarme con ellos prometía una aventura de las que me gustan.

-No hay plan, ¡improvisemos!-

_DSC0515    _DSC0517

Tenían una vaga idea de ir a acampar en las montañas cerca de un lago para mirar las estrellas, mientras Pierre conducía, Thomas de copiloto veía su mapa de carretera desplegado en sus rodillas, intercalando simultáneamente el móvil con google maps, diciendo como quien se sabe la biblia de memoria un montón de cosas en francés a Pierre. Y concluyen diciendo: perfecto vamos a los Pirineos, Pyrénées en francés, a 2115mts sobre el nivel del mar, cerca de este punto hay un lago que se ve interesante.

_DSC0506     map1

Mi exaltación no era de este planeta en ese momento. Y no podía decepcionar. Comenzamos a subir la montaña en el coche por una carretera estrecha, de un lado montaña rocosa y del otro lado acantilados que dan al fin del mundo con mucha vegetación para amortiguar una estrepitosa caída, dado fuese el caso. La combinación perfecta para una ruta ideal dentro de este parque natural. Luego de casi dos horas de camino curva arriba, llegamos al punto más alto con carretera de asfalto permitida para los coches, a escasos kilómetros de un pueblito llamado La Mongie. Había una especie de aparador, con unas vistas que hacían sentir a quien fuese en un Machupichu Francés; pero estábamos en los Pirineos a 2115mts aproximados sobre el nivel del mar.

_DSC0524    _DSC0546

Habían unas cinco auto caravanas de Francia e Italia quizás porque este año casualmente el famoso le Tour de France había pasado por este punto, y caímos por sorpresa, probablemente ademas de ir a conocer, fueron a ver ese tramo del recorrido. Dejamos el coche allí, y como habíamos pasado por el mercado antes de subir allí; sacamos unas cervezas y frutos secos, subimos a una colina para contemplar el paisaje y mirar algún sitio para armar las tiendas de campaña a la caída del sol, mientras brindamos por esa noche estrellada y sus días venideros.

IMG_20150813_085930

A 14 grados con un sol a todo esplendor, nada podía fallar. Subimos otra colina del otro lado de la carretera para ver si había un sitio mejor, y más alto ya que esa noche se pronosticaba lluvia de estrellas fugaces. Subimos esa segunda colina rodeados de ovejas pastando por doquier. Pero no nos convenció ya que no había un terreno suficientemente plano.

_DSC0564

Caía la tarde, con el cielo perfectamente despejado. Comenzamos a prepararnos para acampar, fuimos al coche a sacar las tiendas, los sacos de dormir, y la comida para cenar. Cual sorpresa nos visitó el más inesperado de los animales que a nuestro criterio pensábamos encontrar allí arriba. Quizá fue una alucinación, o un túnel espacio- tiempo que nos envió una llama con su cría para hacernos compañía.

_DSC0585    _DSC0582

Se ocultaba el sol por fin mientras colocamos las tiendas; después de cenar un poco de pan, queso, chorizo, nachos con salsa mexicana, y de postre manzanas. Estábamos listos para empezar a observar las estrellas, aunque todavía había algo de claridad empezaron a aparecer nubes tímidamente, hasta poblar los cielos. Naturaleza despiadada y traicionera; rápidamente Thomas saco su móvil para ver los pronósticos del tiempo el cual advertía tormenta.

Sin título-1

Eran las 22:30, cielo nublado, silbaba el viento a 12 grados, y lloviendo a mediana fuerza pero constantemente, decidimos dejar de mirar al cielo, algo mojados sin esperanzas para que en otra oportunidad nos acompañasen las estrellas, y nos resguardamos en las carpas a dormir. A las 0:37, un ruido me despierta.

-Michel
-¿si?

Estaba lloviendo más fuerte, con relámpagos y truenos. Pierre me decía que iba a ir al coche con voz somnolienta, y que si quería ir también, porque quizás llovería más y toda la noche. Thomas y yo decidimos aguantar más tiempo en las carpas.

Thomas había estado leyendo foros de alpinistas en Internet cual paranoico; cuentos terribles de gente electrocutada, y no se que con electricidad estática, o que sus carpas salían volando, y un foro en Internet le llevaba a otro aún peor que el anterior, alternadamente los truenos y relámpagos no cesaban. Pero Thomas seguía leyendo hasta que no aguantó más y me despertó quizás veinte minutos después de que Pierre se fue contándome y diciéndome que era mejor que nos fuéramos, transmitiéndome la paranoia en mitad de la noche.

La linterna del móvil nos ayudo a regresar colina abajo hasta el coche, dejando las carpas allí abandonadas a su suerte, porque no había tiempo ni resistencia al viento, lluvia ni frío como para retirar el campamento. Llegamos lo mas rápido que pudimos al coche, en el cual Pierre estaba esperando muerto de risa diciendo que lo sabia, y no aguantaríamos.

Anuncios

Un comentario en “Tres veletas y dos manzanas (Parte I – La Pachamama)

  1. Felicitaciones a esos guerreros, aunque asustados y temerosos estan de experimento en experimento para satisfacer su idilio de acampar en las alturas, en ese parque junto a los animales,que en este caso son las llamitas, quienes toda la vida me han causado tanta ternura. adelante en esa gran aventura y que se les allane los caminos….

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s